Coaatmca | DEFENSA DE LA PROFESIÓN
18811
post-template-default,single,single-post,postid-18811,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

DEFENSA DE LA PROFESIÓN

DEFENSA DE LA PROFESIÓN

Inspección de Trabajo sanciona a una empresa por contratar a un Coordinador de Seguridad no competente

 

Esta sanción es consecuencia de la denuncia interpuesta por el COAAT Mallorca
El promotor había designado a un ingeniero de minas para la coordinación de la reforma integral de un hotel

 

El Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Mallorca (COAAT Mallorca) presentó el año pasado una denuncia ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) por la designación de un ingeniero de minas como coordinador de seguridad y salud en la ejecución de las obras de modernización de un hotel en Llucmajor.

Como resultado de esa acción, Inspección de Trabajo ha sancionado a la empresa promotora, pues la contratación de un ingeniero de minas constituye en este caso una infracción laboral.

Así lo avalan las sentencias de los Tribunales Superiores de Justicia de Andalucía, Madrid o Cantabria. En ésta última –la más reciente- se recoge incluso que la Inspección de Trabajo está obligada a actuar ante la constatación o denuncia de que se ha designado como coordinador de seguridad a un técnico no habilitado legalmente, (sic) “toda vez que la dicha designación (de técnico no competente), puede ser equivalente a la ausencia de la misma”.

El hecho denunciado, según argumentaba el escrito, vulnera la Ley de Ordenación de la Edificación, que dispone que las titulaciones académicas y profesionales habilitantes para desempeñar esta función son las de “arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico, de acuerdo con sus competencias y especialidades”, no siendo las de los ingenieros de minas ni la arquitectura, ni la obra civil, ni en menor medida la ejecución de obras de carácter residencial.

Esta especialidad de la edificación constituye una materia reservada a las profesiones de Arquitecto y Arquitecto Técnico.