Coaatmca | Modificación Reglamento LOUS
18210
post-template-default,single,single-post,postid-18210,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Modificación Reglamento LOUS

Modificación Reglamento LOUS

El COAATMCA solicita al Consell de Mallorca que no se modifiquen, de nuevo, los requisitos para la obtención de la cédula de habitabilidad

 

Esta petición se enmarca dentro del periodo de presentación de alegaciones a la modificación del vigente reglamento de la LOUS

 

El Colegio de Aparejadores de Mallorca ha presentado esta semana las alegaciones a la aprobación inicial de modificación puntual y parcial del Reglamento de la Ley de ordenación y uso del suelo, para la isla de Mallorca.

Éstas afectan a la intención de modificar el procedimiento de concesión de cédulas de habitabilidad de primera ocupación, pues se propone establecer como requisito previo el otorgamiento de licencia de primera ocupación por parte de los ayuntamientos.

Esta medida ya se propuso en el período de tramitación de la recién aprobada Ley de Urbanismo de las Islas Baleares y el colegio, en coherencia con la postura actual, alegó en el mismo sentido en que lo ha hecho ahora.

Ello propició que esta disposición adicional quedara suprimida del texto definitivo de la LUIB, a pesar de que ahora se observa de nuevo en la propuesta de reglamento de la LOUS.

Previniendo sobre la problemática que la modificación puede suponer en intervenciones sobre edificios existentes, el COAATMCA ha deseado aportar su visión al respecto, basando su postura en el específico objeto de cada uno de estos títulos administrativos:

El objeto de la expedición de la CÉDULA DE HABITABILIDAD es el “establecimiento de las condiciones mínimas de dimensionamiento, higiene e instalaciones de las viviendas, locales y otros edificios”, mientras que el de la LICENCIA DE PRIMERA OCUPACIÓN se refiere a la “verificación del cumplimiento de las condiciones de la licencia urbanística, la adecuación al proyecto autorizado de las obras, de las edificaciones y de las instalaciones realizadas, con el fin de autorizar su puesta en uso”.

“Parece claro –según se recoge en la alegación presentada- que las cédulas de habitabilidad se fundamentan en condiciones inherentes a la propia edificación; mientras que las licencias de primera ocupación suponen la verificación de condiciones que exceden a las de la propia edificación (tales como las urbanísticas) y además incluyen la autorización de puesta en uso, la cual implica la verificación previa de las condiciones de habitabilidad”.

Por todo ello, el colegio considera que “en caso de intervenciones sobre edificaciones existentes en ámbitos de urbanizaciones no recepcionadas (que impliquen la emisión de nuevas cédulas) el sometimiento a dicho requisito puede resultar excesivo para la obtención del título que acredite el cumplimiento de condiciones para restablecer su uso tras la reforma llevada a cabo; pudiendo llegarse a dar la imposibilidad de acreditarlas ” y así solicita que se mantenga el “orden establecido por el Reglamento General de la LOUS en cuanto al procedimiento para la tramitación y expedición de cédulas de habitabilidad y licencias de primera ocupación”.