Coaatmca | LEY DE CAMBIO CLIMÁTICO
19097
post-template-default,single,single-post,postid-19097,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

LEY DE CAMBIO CLIMÁTICO

LEY DE CAMBIO CLIMÁTICO

El Govern de les Illes Balears estima quince de las alegaciones presentadas por el COAAT Mallorca al anteproyecto de la Ley de Cambio climático

 

El texto inicia ahora su tramitación parlamentaria con la apertura del plazo de presentación de nuevas alegaciones, dentro del proceso de participación ciudadana

 

La Dirección General de Energía y Cambio climático, que pertenece a la Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad del Govern de les Illes Balears, ha elaborado el informe de las alegaciones presentadas al anteproyecto de la ley de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de las Illes Balears.

Entre ellas, se halla el listado de las alegaciones presentadas por el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Mallorca, de las que 15 han sido estimadas.

Además, dos alegaciones han sido tenidas en cuenta de forma parcial y otras dos se sugerirán para el desarrollo posterior del reglamento de la futura ley.

Entre las principales medidas que ha apuntado el COAAT Mallorca para la modificación del anteproyecto de la ley se hallan, entre otras, la necesidad de formar a los gestores energéticos que, según establece la ley, deben realizar un seguimiento de las medidas de ahorro energético y producción de energía procedente de fuentes renovables en las administraciones públicas o el establecimiento de protocolos y criterios de actuación para estos profesionales.

El colegio ha visto también aceptada la sugerencia de eliminar el año 2025 como fecha a partir de la cual los edificios que se construyan deben ajustarse a los requisitos de máxima calificación energética, puesto que se halla en el horizonte la futura modificación del Código Técnico de la Edificación y ello podría suponer añadir obligaciones que actualmente no están bien definidas.

Otras alegaciones que han sido aceptadas pasan por introducir medidas de sostenibilidad y mejora de la eficiencia en la gestión del agua, en el ámbito turístico, fomentar la reforestación o introducir en la nueva ley el concepto de economía circular y reducción de residuos.

Finalmente se han admitido medidas, relativas a la gestión urbanística, como el fomento de espacios verdes, la permeabilidad de los suelos, la reducción de barreras urbanísticas para la rehabilitación energética o la reducción de las necesidades de movilidad.

El texto recoge también la colaboración de las administraciones con los colegios profesionales, para el desarrollo de actividades formativas y la redacción de guías técnicas para la reducción del consumo y uso de energías procedentes de fuentes renovables.